El ex ministro de Planificación Julio De Vido, recién liberado de la cárcel, dio un explosivo reportaje a El Destape Radio, donde relató que  los bolsos de López que fueron encontrados con 9 millones de dólares en el Convento, pertenecían al empresario y amigo de Mauricio Macri, Nicolás Caputo.

El ex ministro de Néstor y Cristina Kirchner, luego de estar dos años detenido, realizó declaraciones en el programa “Habrá Consecuencias”, donde reveló que el dinero que poseía López fue entregado por “Nicky” Caputo: “La casa de López estaba nombre de (Eduardo) Gutiérrez, mano derecha de Nicky Caputo en montón de obras”, disparó De Vido.

El ex funcionario se refería a, por ejemplo, la ampliación y remodelación del Hospital Posadas, una obra adjudicada durante su gestión en el Ministerio de Planificación a un consorcio de empresas compuesto por Caputo SA y Farallón, de Gutiérrez. Este último es el propietario legal de la casa donde vivía López hasta ser detenido por haber sido encontrado con 9 millones de dólares en el convento de General Rodríguez.

Como si fuera poco, De Vido afirmó que “los que lo hicieron arrepentir (a López) fueron ellos, los servicios de inteligencia”. “López fue un corrupto cuando recibió esa plata y también cuando se arrepintió”, agregó.

En otro tramo de la entrevista, De Vido calificó de “golpe de mercado” lo que ocurrió tras las PASO del 11 de agosto, cuando el dólar subió de 45 a 55 pesos y llegó a superar los 60 en los días subsiguientes. Asimismo, definió de “hecho de corrupción en sí mismo” al gobierno de Mauricio Macri.