Por espacio de tres horas declaró y respondió preguntas el ex gerente de la Asociación Mutual Altos de Chipión, Lucas Priotti (34), único detenido por la presunta millonaria estafa. Dijo que la plata fue desviada a las cuentas de la flia. Gorgerino

Priotti fue llevado al despacho del fiscal de Delitos Complejos Bernardo Alberione. Lo acompañaban sus abogados Alejandro Dragotto y Alejandro Figueroa Alcorta.

El acusado de defraudar a la entidad mutualista declaró sobre aspectos financieros de la misma, sobre su ordenamiento económico, la forma en que se tomaban los depósitos y responsabilizó a los integrantes de la familia Gorgerino como los responsables de la situación de la mutual.

Al finalizar su declaración, el fiscal Alberione les informó a los abogados que durante la semana resolverá el pedido de excarcelación; antes cotejará las declaraciones de los integrantes de la familia Gorgerino con lo expuesto por Priotti.

En tanto, Priotti no es el único imputado en la causa; también lo están Cesar, Adrián, Delcar, Julio y Lucía Gorgerino, como partícipes necesarios del delito de defraudación, pero libres tras lograr la excarcelación bajo fianza.

Dragotto dijo que Priotti «respondió a todos los cuestionamientos que le efectuó el fiscal.

Sobre el destino del dinero de los ahorristas que faltan de la mutual, el abogado señaló que «se puede hacer una trazabilidad clara porque todo fue transferido por medio de cuentas bancarias a las cuentas de Gorgerino para darles una suerte de asistencia crediticia, más allá de la capacidad prestable de la mutual y de la capacidad de los Gorgerino».

De esta manera, el defensor refirió a la hipótesis de que el dinero era desviado hacia las arcas de las firmas de este grupo familiar, aunque esto contrasta con lo declarado por los Gorgerino de que su conglomerado de empresas es otro más de los tantos damnificados por la supuesta estafa.

Para Dragotto, todo lo expresado por su defendido es comprobable, «eso precisamente es lo que va a chequear ahora el fiscal con los elementos de prueba que ya tiene agregados en el expediente sin perjuicio de lo que luego arroje con más detalles una eventual pericia contable». (Fuente La Voz de San Justo)