El presidente electo arrancará el 10 de diciembre con una imagen positiva que supera el porcentaje alcanzado en las elecciones.

Alberto Fernández está a pocos días de arrancar su mandato de cuatro años como presidente de los argentinos y, aunque los medios quieran desgastar su imagen antes de que asuma, las encuestas reflejan que hay un alto porcentaje de esperanza en su gestión.

Según una encuesta realizada por «Zuban Córdoba y asociados», el presidente electo alcanza el 56,7% de imagen positiva. Un número mayor a lo que alcanzó en las elecciones de octubre, lo que podría indicar que los nombres que surgieron para su gabinete sumado a otros preparativos para el 10 de diciembre ayudaron a superar el techo de aceptación de los comicios.

Dentro de la cifra alcanzada de imagen positiva, la categoría «muy buena» llega al 33,5% y la «buena» al 23,2%. Solo el 15,5% tiene una visión del mandatario «muy mala».

Por otra parte, Mauricio Macri, presidente saliente, sufrió una rotunda caída de su imagen positiva desde que asumió el poder hasta la actualidad, al tiempo que se incrementó notablemente la visión negativa que los argentinos tienen de él.

Los números muestran que dejará el gobierno con el 39,3% de imagen positiva y llega al 58,7% de negativa. Y un dato llamativo es que, dentro de la visión que aprueba su gestión, solo el 6,4% califica su gestión como «muy buena».