A pesar de que no faltaron críticas en senadores a la posición del Gobierno, hubo un gesto del oficialismo para evitar la caída de la sesión.