No existe preocupación por los desbordes del río Dulce a causa de los taponamientos
Los avances para la implementación del turismo religioso y rural en la región junto a la formación docente y policial fueron los temas abordados en la reunión de la comisión Ansenuza. No habrían tratado el grave problema que está sufriendo los bañados como consecuencia de los taponamientos del río Dulce.

Participaron del encuentro la diputada nacional Adriana Nazario, legisladores provinciales, Germán Pratto, Graciela Brarda y Adolfo Somoza, intendentes del arco sur y oeste de la laguna Mar Chiquita, representantes de Agencia Córdoba Turismo y de Córdoba Cultura, Aves Argentinas y ONG Natura Internacional.
Al dar apertura al encuentro la diputada nacional Adriana Nazario destacó que se busca potenciar la región desde el punto de vista turístico, trabajando para el desarrollo de las comunidades locales,  priorizando el desarrollo sostenible y cuidado del medio ambiente. Además de desarrollar el turismo religioso.
El intendente de La Para, Martin Guzmán planteo de manera enfatica la problemática de la contaminación que sufre Mar Chiquita a través del río Suquia. «La contaminación es un problema y se está trabajando en saber sobre los ríos que aportan agua a la laguna, queremos proteger a todas las cuencas que aportan agua a la laguna. Para que sea Parque Nacional, el Mar de Ansenuza, debe tener una cuenca sana”.
Por otra parte Guzmán señaló que se debe trabajar sobre la contaminación que llega desde el río Dulce, como así tambien de la necesidad de concientizar para que no se arroje basura a las cuencas, que no se cacen animales de manera indiscriminada y que se lleve adelante un trabajo de protección de la flora. “No se va hacer un Parque Nacional, donde haya contaminación”, subrayó.
Fueron también exponentes los representantes del municipio de La Paquita, La Para, de la Secretaría de Ambiente de la Provincia y de la ONG Aves Argentinas sobre diferentes aspectos.
El propósito de estos encuentros mensuales es lograr avanzar en cada municipio con objetivos en común para la creación de una región sustentable, por lo que propusieron avanzar con la formación a los docentes y a la policía para que estos a su vez formen conciencia en la sociedad sobre la importante de toda esta área a los fines de ir adecuando las condiciones para que finalmente se transforme en parque nacional.
Los participantes de encuentro de la misma manera que lo vienen ignorando los organismos provinciales y nacionales desde hace varios años, no habrían hecho ningún tipo de referencia a la difícil situación que está atravesando la zona de los bañados del río Dulce como consecuencia de los taponamientos que tiene el río Dulce en la desembocadura, provocando desbordes con grandes áreas inundadas en la que nunca habrían tenido agua, situación que podría terminar provocando una gran transformación a todo el ecosistema