Los dirigidos por José Luis Páez cayeron ante el seleccionado portugués por penales 2-1 después de haber igualado 0 a 0.

Otra vez Argentina se quedó en la puerta de la gloria, tras caer en la gran final de hockey sobre patines ante Portugal, en tanda de penales. De esta manera la albiceleste cosechó tres medallas plateadas en esta disciplina.

A pesar de las lágrimas del final, el seleccionado argentino demostró el gran nivel desarrollado a lo largo del mundial. En la etapa regular, los dirigidos por José Luis Páez, fueron mucho más que los europeos. El arquero portugués fue la gran figura del encuentro, tras detener disparos fundamentales, que podrían haber dado la ventaja a lo largo del encuentro.

El empate en la etapa regular, trajo como consecuencia el alargue que también tuvo un desenlace parecido, Argentina atacando y Portugal, agrandando la figura de su portero.

La tanda de penales, era una cuestión de suerte. Girao volvió a demostrar porqué es uno de los mejores arqueros del mundo, atajando 3 de los 5 penales. El único que convirtió fue Nicolía. Por el lado de los vencedores, Alves y Nunes fueron los que acertaron.

En la ceremonia de cierre, el Gobernador de la Provincia de San Juan Sergio Uñac recibió la bandera de los próximos World Roller Games, los cuales se realizarán en nuestro país. San Juan será epicentro del certamen más importante del hockey universal.