Un informe del Observatorio de la Deuda Social Argentina de la Universidad Católica Argentina (UCA), registró el índice de credibilidad en los tres Poderes del Estado desde 2010 a 2017 y demostró que la Justicia es el que menor confianza genera en la población.

Según el estudio, la credibilidad en el Poder Judicial era del 21,4% en 2010 y se desplomó al 11,7% a fines del año pasado. Además, cayó ocho puntos desde 2015, último año de Gobierno kirchnerista, cuando medía 19,7%. Llamativamente, la población indigente es la que más cree en este Poder, con un 14%, mientras que la población pobre lo hace en un 11% y la no pobre en un 11,8%. Dentro de la población profesional, el 10,1% manifestó creer en la Justicia.

En la Ciudad se registra la confianza más baja, con el 9,4%, y en el conurbano llega al 9,6%. En el interior asciende al 16,9% y en otras áreas metropolitanas al 13,7%. En cuanto a las edades, la confianza es mayor entre los menoers de 34 años, con el 14,5% y baja abruptamente en los mayores de 50, donde sólo confía el 9%.

El Poder Ejecutivo corre un poco más de suerte. El mayor índice se registró en 2011, cuando la confianza en Cristina Fernández de Kirchner llegó al 44,5%. En 2015, tras doce años de gobierno kirchnerista, el índice se redujo al 26,3% y bajó al 21,2% cuando ascendió Mauricio Macri. En 2017 el índice aumentó y se ubicó en el 28,4%.

La población no pobre es la que más confía en Macri, con el 31,7%, número que sube al 40,2% en el estrato medio profesional. Pero en los sectores indigentes, la credibilidad baja al 16,8% y entre los pobres al 16,4%. En materia de edad, los mayores de 60 años son quienes le tienen más confianza al Gobierno, con un 33,7%, mientras que sólo lo hace el 26% de los menores de 34 años.

En cuanto al Congreso, el pico más alto se dio en 2013, cuando la credibilidad llegó al 26,4%. A fines de 2017, ese número se desplomó al 16,3%. Fuente: Política Argentina