Las Policía Federal de ese país ratificó los dichos del arrepentido Leonardo Meirelles en el marco de la investigación denominada Operación Descartes.

La Operación Descartes es un desprendimiento del Lava Jato, y en ese marco la Policía Federal brasileña descubrió el jefe de la Inteligencia argentina, Gustavo Arribas, habría recibido 850.000 dólares en coimas.

De acuerdo a medios del Brasil, el íntimo amigo del presidente Mauricio Macri habría recibido esa “propina” antes de su nombramiento como como jefe de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI).

Arribas residía en Brasil y se dedicaba a la compra-venta de jugadores de fútbol, y es un monto idéntico al que Leonardo Meirelles, arrepentido en el caso Lava Jato, confesó haber transferido a una cuenta a nombre de Arribas.

Según el delegado de la Federal brasileña, Victor Hugo Rodrigues Alves Ferreira, el Consorcio Soma, proveedor de servicios de limpieza en São Paulo, contactaba a empresas fantasma para emitir facturas, simulando la venta de mercancías.

«En consecuencia, ese dinero era nuevamente transferido a otras empresas fachada con miras a simular el origen y el destino de los valores. Finalmente, los valores eran transferidos a cuentas de personas ligadas al esquema o remitidas al exterior «, añadió.

«En el curso de las investigaciones, hubo una única remesa de valores para el exterior por valor de 850.000 dólares. Este dinero salió del Brasil, pasó por una cuenta en Hong Kong y se detuvo en Argentina, en una cuenta vinculada al director de Inteligencia de aquel país», dijo el delegado de la Policía.