Lo que Federico Luppi nos dejó

869

El actor será recordado como uno de los grandes del rubro a nivel nacional, con decenas de películas y programas de televisión.

Federico Luppi falleció a los 81 años en la mañana del viernes, tras ser hospitalizado en la Fundación Favaloro.

Su paso por el mundo actoral le forjó una enorme trayectoria, que lo ubica como uno de los grandes actores argentinos con prestigio internacional, sobre todo en España.

Se matriculó en Bellas Artes y estudió escultura pero abandonó todo por la actuación. En 1964, a sus 29 años, comenzó su carrera con la telenovela de Nené Cascallar«El amor tiene cara de mujer», emitida en la televisión argentina por ocho años.

Un año después, comenzó a dar sus primeros pasos en la pantalla grande con «Pajarito Gómez» de Rodolfo Kuhn, que dio inicio a una carrera sin pausa.

Integró el elenco de producciones cinematográficas dirigidas por los reconocidos Leonardo FavioHugo del CarrilHéctor OliveraAdolfo AristarainGuillermo del Toro y Fernando Ayala. Protagonizó films históricos de gran envergadura como «La Patagonia rebelde» (1974) o «Yo maté a Facundo» (1975).

Luego vendrían las recordadas «Tiempo de revancha» (1981), «Plata dulce» (1982), «Cronos» (1993), «Matar al abuelito» (1993), «Caballos Salvajes» (1995), «Sol de otoño» (1996), «Bajo bandera» (1997), «Martín (Hache)» (1997), y Cara de queso (2006).

A su enorme lista de películas se le suma su labor en teatro y televisión. Participó en producciones argentinas, chilenas y españolas, en éxitos como «Grande, Pa!» (1992), «Polémica en el bar» (1992), «Tratame bien» (2009), «En Terapia» (2012), entre muchas otras.

En 2001, se radicó en España, donde realizó «El espinazo del diablo» (2001), «El laberinto del Fauno» (2006) e «Incautos» (2003). Luppi también trabajó como director en la película «Pasos» (2005), en la que actuó Fabián Vena.

Sus últimas apariciones fueron en la obra de teatro «Las últimas lunas», de Furio Bordon, y en el cine con «Al final del túnel» (2006) y «Nieve Negra» (2017), protagonizada por Ricardo DarínLeonardo Sbaraglia y Dolorez Fonzi. Además, en marzo de este año participó en «Necronomicón: el libro del infierno», dirigida Marcelo Schapces, y protagonizada por Diego Velázquez.

Sus reconocimientos y galardones fueron, como sus trabajos, muchos. Entre ellos, la Concha de Plata a mejor actor por su participación en «Martín (Hache)», en el Festival Internacional de Cine de San Sebastián de 1997. También recibió seis premios Cóndor de Plata a Mejor Actor, por sus papeles en «Martín (Hache)», «Sol de otoño», «Un lugar en el mundo», «Plata Dulce», «Tiempo de revancha» y «El romance de Aniceto y la Francisca», entre muchos otros.