La candidata a senadora nacional recordó a la víctimas de la dictadura militar y se emocionó en un acto que encabezó en La Matanza. «De Santiago aún no sabemos nada, aunque imaginamos todo desgraciadamente», añadió la ex manataria luego de hablar sobre el irregular traslado de Milagro Sala nuevamente al penal de Alto Comedero.

La ex presidente y candidata a senadora nacional Cristina Fernández se quebró al hablar del violento operativo que desplazó a la dirigente de la Tupac Amaru Milagro Sala de su casa en El Carmen a la prisión de mujeres de Alto Comedero.

«Otra vez Milagro Sala, otra vez esta sombra que parece cernirse sobre la patria. Me da miedo, no por mí, porque ya viví mi vida. Yo fui parte de una generación que resultó arrasada», afirmó Cristina al borde de las lágrimas.

En otro tema, Cristina admitió el déficit en materia sanitaria que afronta la ciudad de La Matanza por la responsabilidad del gobierno nacional. «Necesitamos más hospitales, más médicos», dijo y comparó esa situación con la de la Capital Federal al señalar que allí «tienen 33 hospitales para tres millones» de habitantes.

«No puede ser que tengamos dos hospitales vacíos y paralizados», añadió en un acto en González Catán y apuntó que para esos centros de salud no inaugurados durante su gestión «se hizo la inversión de infraestructura ahora tienen que poner la aparatología».

Fernández señaló, en una crítica a la gestión de Cambiemos, dijo: «Después se quejan de que van a los hospitales de la ciudad» de Buenos Aires y añadió: «Qué quieren si cuando están en la ciudad y en la provincia de Buenos Aires no se ocupan de dotarla de los hospitales que se necesitan».