Los planes del Gobierno para terminar con la salud pública gratuita

808

El macrismo pretende también reducir las prestaciones incluidas en el PMO, beneficiando así a las obras sociales y, sobre todo, a las prepagas. Contaría con el apoyo de la CGT.

“Los salarios subieron menos de la mitad de los que subieron los insumos médicos… Si seguimos así, las obras sociales se mueren”, dijo a Tiempo Argentino un dirigente gremial que pretendió explicar así el apoyo de la CGT a los planes oficiales para reformar la salud pública.

En concreto, el Gobierno debate con la central obrera la creación de la Agencia Nacional de Evaluación de Tecnologías Médicas, impulsando al mismo tiempo la reducción del PMO para “bajar los costos de la obras sociales”.

El PMO, como se sabe, es el Programa Médico Obligatorio que establece las prestaciones básicas esenciales que deben garantizar tanto las obras sociales y agentes del seguro a toda la población beneficiaria, independientemente de lo aportado al sistema.

Simultáneamente, el Gobierno impulsa un nuevo esquema de salud pública que, con el apoyo cegetista, restringirá el acceso gratuito a los hospitales: una vez agotadas las prestaciones en la canasta básica, el usuario tendrá que pagar el resto, terminando con el acceso gratuito y universal a la salud en hospitales públicos.