Inicio Deportes ¿Quién era la joven cordobesa Norma Síntora, madre de la nieta 129?

¿Quién era la joven cordobesa Norma Síntora, madre de la nieta 129?

0
149

La nieta que recuperó su identidad tiene 42 años y vive en España. Su madre era oriunda de Cruz del Eje.

La nieta 129, restituida este martes 9 de abril, vive en España y tiene 42 años.

Es hija de Norma Síntora, oriunda de Cruz del Eje, y de Carlos Solsona, de Rafaela, Santa Fe.

Norma fue secuestrada el 21 de Mayo de 1977 junto a dos compañeros militantes en el partido de Moreno, provincia de Buenos Aires.

Permaneció cautiva en el Centro Clandestino de Detención Tortura y Exterminio “La Perla».

Al momento de su desaparición tenía 25 años y contaba con 8 meses de embarazo.

La nieta que recuperó su identidad tiene 42 años y vive en España. Su madre era oriunda de Cruz del Eje.

La nieta 129, restituida este martes 9 de abril, vive en España y tiene 42 años.

Es hija de Norma Síntora, oriunda de Cruz del Eje, y de Carlos Solsona, de Rafaela, Santa Fe.

Norma fue secuestrada el 21 de Mayo de 1977 junto a dos compañeros militantes en el partido de Moreno, provincia de Buenos Aires.

Permaneció cautiva en el Centro Clandestino de Detención Tortura y Exterminio “La Perla».

Al momento de su desaparición tenía 25 años y contaba con 8 meses de embarazo.

La familia presentó la denuncia al poco tiempo de la desaparición de Norma, pero recién a partir de 2012 la Filial Córdoba de Abuelas de Plaza de Mayo inició la investigación que culminó este martes al confirmarse el ADN realizado el pasado 3 de abril, a través del trabajo en conjunto con el Equipo Argentino de Antropología Forense.

Norma nació el 9 de agosto de 1951 en Cruz del Eje, provincia de Córdoba. Asistió a la Escuela de Maestros Normales “República del Perú» de esa localidad, egresando en 1968 con el título de bachiller.

Ese mismo año ingresó a la carrera de Ingeniería Electricista Electrónica en la Facultad de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales de Córdoba.

Trabajaba como empleada en una concesionaria de FIAT. Era militante del Partido Revolucionarios de los Trabajadores y el Ejército Revolucionario del Pueblo (PRT- ERP). Era conocida como “Raquel” o “La Turca”.

La nieta 129, restituida este martes 9 de abril, vive en España y tiene 42 años.

Es hija de Norma Síntora, oriunda de Cruz del Eje, y de Carlos Solsona, de Rafaela, Santa Fe.

Norma fue secuestrada el 21 de Mayo de 1977 junto a dos compañeros militantes en el partido de Moreno, provincia de Buenos Aires.

Permaneció cautiva en el Centro Clandestino de Detención Tortura y Exterminio “La Perla».

Al momento de su desaparición tenía 25 años y contaba con 8 meses de embarazo.

La familia presentó la denuncia al poco tiempo de la desaparición de Norma, pero recién a partir de 2012 la Filial Córdoba de Abuelas de Plaza de Mayo inició la investigación que culminó este martes al confirmarse el ADN realizado el pasado 3 de abril, a través del trabajo en conjunto con el Equipo Argentino de Antropología Forense.

Norma nació el 9 de agosto de 1951 en Cruz del Eje, provincia de Córdoba. Asistió a la Escuela de Maestros Normales “República del Perú» de esa localidad, egresando en 1968 con el título de bachiller.

Ese mismo año ingresó a la carrera de Ingeniería Electricista Electrónica en la Facultad de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales de Córdoba.

Trabajaba como empleada en una concesionaria de FIAT. Era militante del Partido Revolucionarios de los Trabajadores y el Ejército Revolucionario del Pueblo (PRT- ERP). Era conocida como “Raquel” o “La Turca”.

Por su parte, Carlos, radicado actualmente en Montevideo, aún no conoce personalmente a su hija, pero sostuvo: “Yo tengo 70 años y empecé a buscarla cuando era un treintañero. Esto nos hizo vivir con una mochila pesada, pesa pero nunca abandonamos la esperanza. Hemos recorrido no sé cuántos barrios de Buenos Aires, donde había una mínima pista íbamos a buscarla».

Además afirmó: “Me pasé miles de noche sin dormir esperando este momento y quienes me conocen saben que es cierto. Como sabía que podía ser cierto que este momento no llegara, para evitar que me destruyera, me fui poniendo una coraza».

La organización Abuelas de Plaza de Mayo estima que durante la Dictadura Militar (1976-1983), nacieron aproximadamente 500 niños en cautiverio, de los cuales se han restituido al día de hoy 129.