Pese al repudio popular, el Gobierno oficializó la reforma de las FFAA

0
139

Fue a través del decreto 703/2018 publicado este lunes en el Boletín Oficial. Desde la oposición señalan que la norma es inconstitucional. Los militares podrán participar en la seguridad interior.

El Gobierno nacional oficializó este lunes la reforma anunciada días atrás por el presidente, Mauricio Macri, y que contempla que las Fuerzas Armadas participen en la seguridad interior y custodien objetivos estratégicos.

La medida, rechazada el último jueves por una multitudinaria protesta y por dirigentes políticos de distintos bloques, fue decidida por medio de un decreto publicado este martes en el Boletín Oficial.

La “Directiva de Política de Defensa Nacional”, como la denominó el Gobierno de Macri, prevé el despliegue militar a las fronteras del país, especialmente las del norte con Paraguay, Bolivia y Brasil, y su participación en el sistema de seguridad interior, entre otras responsabilidades.

“Lo que propusimos fue adaptar las Fuerzas Armadas a las amenazas globales del siglo XXI, entre ellos el terrorismo, los ciberataques y el narcotráfico”, dijo Macri el lunes en un acto que encabezó en Córdoba.

Ayer, también aseguró que las Fuerzas Armadas procurarán darles “tranquilidad y seguridad” a los argentinos. Sin embargo, la polémica reforma fue repudiada por organismos de Derechos Humanos, que recordaron las nefastas consecuencias que la participación de los militares en la seguridad interior provocó.

La decisión tomada por Macri representa un giro inédito en la política de defensa de Argentina desde el regreso de la democracia en 1983 y fue ampliamente criticada por considerar que involucrar a los militares en “tareas internas” viola la ley.

En rigor, el decreto anula otras resoluciones firmadas en 2009 y 2014 por la entonces presidenta Cristina Fernández de Kirchner (2007-2015) que ponía límites a la actuación de las Fuerzas Armadas en conflictos internos.

Por ley, los militares no podían participar hasta en cuestiones de seguridad interior, que están a cargo de otras fuerzas, entre ellas las policías federal y provinciales, la Gendarmería Nacional (policía militarizada de frontera) y la Prefectura Naval Argentina.

Primera medida

Tras ser oficializado y publicado el decreto este lunes en el Boletín, se conoció la primera medida que anuncia que unos 450 efectivos del Ejército llegarán a las provincias del norte, a los que se sumarán 40 pilotos y mecánicos de la Fuerza Aérea, ocho helicópteros y dos aviones cazabombardero A4AR. Los militares deberán dar respaldo a las tareas que realizan en la zona la Gendarmería y la Prefectura.

El objetivo central de las unidades que se trasladarán hasta el norte será disuadir posibles amenazas en la frontera con Paraguay, Bolivia y Brasil. En el Gobierno aclararon que las fuerzas desplegadas “no intervendrán de forma directa” ante la detección de hechos delictivos sino que deberán alertar sobre estas situaciones, según publicó NA.

Quórum opositor para derogar

El Frente para la Victoria y la Izquierda alcanzaron un acuerdo con el Frente Renovador y el peronismo federal, por lo que todos los bloques opositores darán quórum el miércoles de la semana que viene en Diputados para derogar el decreto que modificó las funciones de las Fuerzas Armadas.

La oposición necesitará la mitad más uno de la Cámara para lograr que la iniciativa de rechazo a la resolución presidencial pase al Senado. Las bancadas de diputados del kirchnerismo, del Movimiento Evita y del Frente de Izquierda adelantaron que habilitarán el inicio de la sesión especial del 8 de agosto, el mismo día que se debatirá el proyecto de despenalización del aborto en el Senado.

El temario de la sesión incluye cuatro proyectos de derogación del decreto (entre ellos, uno presentado por el jefe del bloque FPV-PJ, Agustín Rossi), dos de rechazo a la medida y el proyecto de “Ley de Seguridad Ampliada y Atribuciones Subsidiarias de Defensa”.