El paquete de medidas frenó la disparada del dólar y hoy cerró a $22,20

0
127

La moneda extranjera, de todas maneras, terminó la semana corta con un avance del 6,6%, ya que venía de acumular una alza de 11,9% en las cuatro ruedas previas. 

El Banco Central anunció este viernes una nueva suba de la tasa de referencia y un límite a la tenencia de divisas a los bancos, una estrategia que permitió ponerle un freno, de manera momentánea, al dólar, que bajó y cerró una dura semana a $22,2072 .

El billete, de todas maneras, terminó la semana corta por el Día del Trabajador con un avance del 6,6%, ya que venía de acumular una alza de 11,9% en las cuatro ruedas previas. 

Fue en sintonía con el Mercado Único y Libre de Cambios (MULC), donde la divisa cedió $ 1,2 (-2,5%), aunque terminó la semana con un avance del 6,1%, reportó Ámbito.com.

Los mínimos se anotaron en el comienzo de la sesión cuando puntuales operaciones se anotaron en los $ 21,20, $1,80 debajo de los valores anotados en el final previo.

Con algunos altibajos la demanda se impuso en el primer tramo generando una suba que le hizo tocar máximos en los $ 21,95. La oferta y el desarme de posiciones fue tomando mayor protagonismo a lo largo de todo el día provocando una caída de la cotización que, con muchos altibajos, se fue acomodando con cierta fluidez en el rango visto sobre el cierre.

Antes del inicio de la rueda, el Banco Central resolvió aumentar la tasa de política monetaria en 675 puntos a 40% para intentar frenar la corrida cambiaria y redujo al 10% el límite de tenencia de billetes verdes de los bancos.

Asimismo, la autoridad monetaria amplió el ancho del corredor de tasas: las tasas a 7 días se ubicarán en 47% para el pase activo y 33% para el pase pasivo; las tasas a un día se ubican en 57% para el pase activo y 28% para el pasivo.

Las reservas del Banco Central disminuyeron este jueves u$s 146 millones hasta los u$s 56.144 millones.

Por otra parte, la entidad decidió que desde el próximo lunes la posición global neta positiva de moneda extranjera de las entidades financieras computada en saldos diarios al tipo de cambio de referencia no podrá superar el 10% de la responsabilidad patrimonial computable o los recursos propios líquidos, ambos del mes anterior al que corresponda, lo que sea menor.

Gustavo Quintana puntualizó a ámbito.com que “la suba de tasas y las mayores restricciones a la tenencia de moneda extranjera dispuestas para las entidades financieras tuvieron por finalidad estimular una mejora en la oferta de divisas para ir desarticulando la presión sobre el mercado de cambios, un fenómeno que se verá si se mantiene a partir de la próxima semana”.