Los incidentes afuera del Congreso Otra vez la cacería

0
171

Mientras puertas adentro del Congreso la sesión sigue tratando mociones de privilegio, en la Plaza de los Dos Congresos empezó la redada policial. Heridos de piedrazos y de balas de goma quedaron dispersos. Cronistas de distintos medios quedaron entre los heridos. Entre ellos el fotógrafo de Página12 Bernardino Avila.

Ya es una costumbre de las fuerzas de seguridad comandadas por Cambiemos. Cuando la Policía de la Ciudad había logrado despejar a los manifestantes de la plaza de los Dos Congresos, donde se había producido una violenta represión con balas de gomas, gases y camiones hidrantes, comenzó a desplegarse una razzia para “cazar” a los jóvenes que permanecían en las inmediaciones del Congreso, donde además se veía gente herida caída en el piso como en un campo de batalla.

La tensión entre los manifestantes y la policía había ido in crescendo desde pasado el mediodía, cuando se supo que el oficialismo conseguía el quórum para tratar el proyecto de ajuste a las jubilaciones. Pasadas las 14, comenzó una lluvia de piedras contra los uniformados, que por momentos se vieron desbordados y acorralados contra las vallas dispuestas en Rivadavia y Rodríguez Peña.

Adentro, en recinto, la discusión entre los diputados se centraba en la represión que se estaba produciendo en la calle. Una moción para pedir un cuarto intermedio parecía prosperar y los manifestantes comenzaron a festejar en la plaza, cuando la policía empezó a disparar gases con unas armas que llevan el cartucho hasta 60 metros de distancia. Varias personas fueron heridas en sus cabezas por esos impactos. Sin embargo, Cambiemos optó por continuar con el tratamiento de la polémica reforma previsional.

Fue entonces cuando la Policía de la Ciudad logró alejar a los manifestantes de la plaza y retomó la razzia para detener a quienes quedaran por allí. Un cronista de C5N contó hasta 10 detenciones, cuanto menos, arbitrarias, siendo que ya no quedaban manifestantes en la zona.

Un integrante de FM La Patriada denunció que hubo periodistas detenidos y mencionó a cinco integrantes de ese medio y a un fotógrafo de Diario Popular.

 

También vía Twitter se vieron videos de un camión celular de la policía que atropelló a manifestantes y de uniformados lanzando gas pimienta a un hombre mayor que solo los observaba pasar.

 

Las columnas retrocedieron hasta Av de Mayo y 9 de Julio, hasta donde fueron perseguidos por efectivos policiales, donde retomaron la represión.